La Candidita y los Duendes

Doña María era una señora que mucho creía en duendes. Siempre sus conversaciones estaban relacionadas al misterio, sucesos de aparecidos, duendes y otras cosas de actividad paranormal, tenía una hija la candidita a la que cuidaba mucho. Todo cambió cuando Candelario Flores decidió llevarle una serenata a altas horas de la noche, pues Candelario era el eterno enamorado de la candidita esa noche Doña María pensó que eran los duendes que estaban cantando y qué querían llevarse a su hija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *